Souvenir étnico
letra y música: Sebastián Monk

               Gm                                 F
Si alguna vez tuve mujer, fue sólo una
     Eb                                             D7

la que tenía en el pecho un par de lunas,
               Cm                                Gm      
que después de estar conmigo me vino con el cuento:
          Am7b5                            A7

- Dále Se, hace el intento y quedemos como amigos.
      G7                             Cm
Y así sin olvidarse de ninguno
         F7                              Bb
pasó lista día a día y uno a uno,
            Eb                F                    Eb      F   Eb  D

de sus fatos, sus andanzas, sus amores, sus romances,
           Cm                Gm
sus excesos, sus percances,
                     A7                   D

- Che, ¿Hará bien tanta confianza?
           Gm                                   F
Y escuché con mil detalles minuciosos
           Eb                              D7
del primero, un gallego mentiroso,
              Cm                                Gm      
fue amor a primera vista le encantó cuando el chaval
      Am7b5                                     A7
así como lo más normal dijo - Que tal, soy terrorista.
          G7                                                  Cm
Y con tal de echar mano a un buen par de tetas
         F7                           Bb
se decía tirabombas de
la ETA
         Eb
                     F                 Eb      F    Eb   D
despacito y sin que escuche Dije: - Vas a ver qué chasco
      Cm                  Gm                 A7           D7        
ése más que etarra vasco es un osito de peluche.
   Bb                    F
¡Vale, qué tanto mola!
       Eb7                                                D7
los dos retozando en bolas en tu ascensor...
     Gm                  Cm               F7                  Bb
El caso es que la piba con una par de chucherías
           EbMAj7   Eº      Dm7  Db7     Cm       A7 D7  
aprendió a         construir la más potente Mo lo  tov.
       Gm            Cm            F7               Bb
Sin otra alternativa yo roncaba todo el día
                                                        D7                 G
deprimido, panza arriba, cual esgrimido por Oblomov.

                 Am7   D7                G
Ay, ay, ay, ay,        cuanto despecho
      E7       Am7    D7                        G
Ay, ay, ay, ay,         qué mal me has hecho
                 Am7   D7            G
Ay, ay, ay, ay,       maldita suerte
      E7       Am7   D7                  Gm   F  Eb  D
Ay, ay, ay, ay,           mejor la muerte.

Por fortuna aquella era una historia al paso
y mi ex mujer fue la ex también del aquél payaso
pero empezó a fumar las tucas, canturrear la Moadihna
y a la sexta caipirianha me cayó con un brazuca.
Al garoto involucrado en este enredo
lo más sobrio que lo vi, fue siempre en pedo.
Daba clases de Lambada en un curso acelerado
que incluía como post grado alguna que otra encamada.
¡Mira, que va embora!
le daban a toda hora en tu ascensor...
El caso es que la mina en el bar con el carioca
batucaban en las copas y cucharas de café.
Con unas cartulinas yo me disfracé de foca
me fui al corso y moviendo el torso
ofrecí mis carnes al candomblé.

Y después miren mejor... mejor me callo
se enganchó con un DJ que era Uruguayo.
Creanmé que la pendeja se flechó viendo a su hombre
dar la clave del candombe en el scratch de las bandejas.
Detallemos pormenores del asunto
eso fue sólo coger y punto.
Fui acusado de mal gusto cuando sugerí el enganche
de una cumbia de Comanche con Sei tú de Fred Bongusto.
¡Vamos, qué tanta prisa!
la fiesta rave en Ibiza es en tu ascensor.
El caso es que la nena y el charrúa con su marcha
reventaban los stereos empuñando agüita Evian.
Ya sordo y con gangrena de esa música de garcha
empecé a escuchar visiones
y orquestaciones a lo Ludwig van.

Para no abusar del tiempo de la audiencia
les resumo tal cual fue su confidencia:
- Quiero saber de otras gentessus culturas, sus comidas,
sus costumbres, ¿sus cogidas?,
¿Cómo viven, cómo seinten?
Reconozco, me sonó un poco grotesco
que en su cama hubiera una filial de UNESCO
para ella fue tan obvia e infantil esa postura
vio en mi un cuadro de inmadura y no asumida xenofobia.
¡Bye, bye, a ver qué pasa!
Que pinta el crisol de razas en tu ascensor...
El caso es que hubo sueco, indios Mayas en equipo,
las gimnastas de Rumania y hasta un príncipe Xulú.
Le dio a un tano medio chueco, a un malayo con hipo,
a una oveja de Alemania y al enano del circo de Moscú.


                                                              Volver